1983

Esa tarde todos los alumnos (nótese el masculino plural) del curso esperábamos impacientes a la modelo. Mientras, preparábamos los cachivaches fotográficos: focos, flashes, paraguas, fondos, y ajustábamos luces y cámaras para lograr el mejor encuadre, la mejor luz para captar a la modelo “desnuda”, pues creíamos que aquello de “el martes habrá clase de fotografía de estudio con modelo” era traducible por “fotografía de desnudo”, una disciplina de la que, desde luego, teníamos mucho que aprender: la textura de la piel, el claroscuro en las caderas, las sombras profundas.

Después de treinta años, quiero ver un pequeño reflejo en ellas, un retazo de la imagen de una generación, la que vivió la exaltación de la libertad en los años posteriores a la muerte de Franco y la llamada Transición; aquella que trajo el descaro, la transgresión, el exceso. Y, sobre todo, el ansia de vivir un presente cargado de futuro.

 

  • 001
  • 002
  • 003
  • 004
  • 005
  • 006
  • 007
  • 008

 

Share

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code