Cine: Mientras duermes, Jaume Balagueró

Mientras duermes (2011) de Jaume Balagueró

Un poquito decepcionados con ‘Mientras duermes’ (Jaume Balagueró, 2011) a pesar del buen Luís Tosar. Y reconociendo que la cinta es eficaz, entretenida, original a su manera. La sinopsis lo dice todo: “César no es una buena persona. Desde pequeño siempre ha encontrado una sincera y honesta felicidad en la desgracia ajena”. Toda la película tramando maldades es un poco demasiado: a veces éstas resultan algo pueriles, al nivel de la travesura; y aun cuando no, se echa en falta en el personaje un reverso psicológico, el trauma original, un punto flaco, una evolución sorprendente o dimensión contradictoria… Nació para fastidiar y es su único sentido, su única dedicación. Así que esto contagia a la película que llega a resultar, de la misma manera, un pelín fastidiosa…

Mientras duermes

 

Sinopsis de Mientras duermes

En Mientras duermes, César (Luis Tosar) trabaja de portero en un edificio de apartamentos. Puede que no sea el mejor trabajo del mundo, pero la verdad es que no lo cambiaría por ningún otro, ya que su trabajo le permite conocer a fondo a todos los inquilinos del inmueble, sus movimientos, sus hábitos.

César no es una buena persona. Desde pequeño siempre ha encontrado una sincera y honesta felicidad en la desgracia ajena. Cuando un compañero recibía un suspenso en el cole, un amiguito se rompía los dientes en el patio, a un conocido se le moría la mascota, el papá o un hermano, César siempre lo ha disfrutado. Ahora César va más allá. No espera la infelicidad ajena. La provoca. Es su afición, le hace sentir mejor.

Desde su posición resulta fácil controlar sus idas y venidas, estudiarles, descubrir sus puntos débiles, sus secretos. Si quisiera podría incluso controlar sus vidas, influir en ellas como si fuera Dios, abrir sus heridas y hurgar en ellas. Y todo sin levantar ninguna sospecha.

Porque César tiene un secreto, un juego particular: le gusta hacer daño, mover las piezas necesarias para crear dolor a su alrededor. Y la nueva vecina del 5ºB no deja de sonreír. Entra y sale cada día radiante y feliz, llena de luz. Así que pronto se convertirá en el nuevo objetivo de César. Un reto personal. Una obsesión. El juego de César va a empezar a complicarse más de la cuenta. Pronto se volverá impredecible. Peligroso. Si no tiene cuidado, incluso podría volverse contra él.

Dirigida por Jaume Balagueró, Mientras duermes representa un retorno a una narrativa más convencional, pero igualmente eficaz en la forma de implicar al espectador en la trama, en el juego angustioso y trepidante de César con su víctima.

Share

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code