Cine: Julieta, Pedro Almodóvar

Julieta (2016), de Pedro Almodóvar

En mi modesta opinión (no influída por los papeles de Panamá), las dos palabras que definen mejor Julieta (P. Almodóvar, 2016) son ‘inverosimilitud’ e ‘intranscendencia’. Cierto que Almodóvar nunca se ha preocupado demasiado de la verosimilitud (bien por él), pero antes solía tratarse de una inverosimilitud activa, por exceso de creatividad. McNamara seduciendo en la Bobia al heredero del trono de Tirana, Antonio Banderas secuestrando a su actriz favorita y obligándola a amarlo, o Carmen Maura suicidándose con gazpacho… tenían cierta chispa, un ‘amour fou’, un plus de personalidad, algo fascinante y revelador de la vida y de las pasiones humanas. Ahora estamos ante una inverosimilitud pasiva, por falta de tensión, de hablidad o fuerza para dar vida y profundidad a los personajes y a las situaciones. En Julieta nada resulta creíble: ni ese pescador gallego con mansión y ama de llaves, ni aquel agricultor andaluz que cultiva sus acelgas en un hermoso jardín digno de un anuncio publicitario. Las relaciones, los sentimientos, las tragedias… parecen impostadas, falsas, sin que haya correspondencia entre la realidad de las situaciones y el gesto dramático de los actores.

A pesar se sus pretensiones, esta inverosimilitud hace la historia intrascendente: no hay aprendizaje ni misterio que resolver: la única curiosidad que queda al espectador es entender por qué pasan tantas cosas inexplicables; pero cuando llega, la explicación solo aporta nuevos elementos sin sentido. El final, irrelevante, es justo broche para una historia que deja al espectador exactamente igual que cuando entró a la sala.

El último fiasco, y quizá el más preocupante para Almodóvar, es que la cinta es también irrelevante desde el punto de vista estético. Falta la brillantez y el preciosismo cinematográfico que eran marca de la casa del director. El toque almodóvar queda aquí reducido a dos o tres detalles ‘por cumplir’ (decorado colorista, traveling cenital descritpivo, canción de Chavela Vargas…) en un mar de imágenes rutinarias y sin garra. Decepcionante.

Julieta, Pedro Almodóvar

Sinopsis de Julieta

Julieta vive en Madrid y acaba de perder a su marido Xoan. Su hija, Antía, acaba de cumplir 18 años y decide huir sin ninguna explicación. Julieta intenta encontrarla por todos los medios, pero lo único que descubre es lo poco que sabe de su hija.

La película está inspirada en tres relatos de Alice Munro; “Destino”, “Pronto” y “Silencio”; incluidos en su libro Escapada (2004).

 

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code