Cine: Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar

Los Abrazos Rotos (2009) de Pedro Almodóvar

Un poco por caprichos del torrent he vuelto a ver ‘Los abrazos rotos’ (Almodóvar, 2009), que me ha parecido de una perfección visual y cinematográfica casi manierista. No así de guión; pues tiene en sí dos películas en una, la historia de amor al borde del abismo con tintes clásicos y trágicos; y luego ‘lo que pasó después’, que interrumpe el clacisismo con una vaga trama de descubrimiento y reconstrucción del pasado. Y las dos partes no llegan a casar. Por lo demás, todo el universo de Almodóvar se despliega como una flor abriendo a cámara rápida: preciosismo en la imagen, en el sonido, en la luz; cada plano es en si mismo un cuadro pintado o un fotograma-homenaje; cada objeto, un fetiche lleno de color. Cine dentro del cine (ruedan una especie de versión de ‘Mujeres al borde…”), alusiones constantes, citas y autoreferencias. Soluciones ingeniosas (ese delicado swing de cámara para evitar el plano / contraplano…), gotas de humor marca de la casa, elementos simbólicos (las fotos rotas como puzle, el montaje y remontaje de la película…). Si bien esta orgía visual no llega a ser solidaria con la historia, no hace cuajar el conjunto ni basta para insuflar vida real a algunas relaciones, especialmente heterosexuales, algo acartonadas cuando pretenden ir más allá de situaciones de pasión tórrida y consabida.

Los abrazos rotos

Sinopsis de Los Abrazos Rotos

Cuando el escritor Mateo Blanco (Lluís Homar) viajaba con Lena (Penélope Cruz), la mujer de su vida, sufrió un accidente de coche que lo dejó ciego. Harry Caine es el pseudónimo con el que firma sus trabajos literarios. Como director de cine usa, en cambio, su nombre real. Harry Caine vive de los guiones que escribe gracias a la ayuda de Judit García (Portillo), su antigua y fiel directora de producción, y de Diego (Tamar Novas), el hijo de ésta, su secretario, mecanógrafo y lazarillo. La historia de Mateo, Lena, Judit y Ernesto Martel es una historia de “amour fou”, dominada por la fatalidad, los celos, el abuso de poder, la traición y el complejo de culpa. (FILMAFFINITY)

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code