Air Comet Lottery

Loteria_1812Consuela saber que la lotería de Navidad sólo les toca a los pobres; a la señora sin dientes que ahora se pondrá las muelas de oro, a la madre de barrio con toda la parentela en paro, a los que limpian culos de ancianos en negro.

Después de décadas de panfleto político, pancartas caseras y magnetófonos medio averiados, la justicia social vuelve a ser un asunto de la providencia, como en los tiempos del Cid. Y a fe que funciona: sólo hay que poner la tele el 22 de diciembre a las 3 de la tarde.

Ayer, sin embargo, se coló un gazapo en la fiesta del reparto de pelotazos a quienes más lo necesitan. Ahí estaban los recién parados de Air Comet. Qué fatalidad: los únicos menesterosos sin niño de San Ildefonso.

Mientras sostienen la pancarta y entonan eslóganes, menudo bochorno, intuyen que alguien les ha debido de birlar su décimo. Quizás ese tal Díaz Ferrán, que con tanto trasiego de milloncejos, tanta jefatura de la patronal, tanta factura sin pagar y tanta consejería de Cajamadrid lo tiene por ahí distraído.

Poca paciencia. Que se esperen hasta el año que viene.

Share

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code