Diario de La Habana. 31 de agosto de 2011

IMG_02651En realidad, debería ponerme con la tesis. En el calendario decía que hoy era un día-tesis, y puedo asegurar que por la mañana cumplí con el objetivo. Y eso a pesar de que llevaba cuatro o cinco días, entre los preparativos y el viaje, en que no había abierto el fichero que dice “cap 3”. Es un verdadero trauma retomar el hilo que se perdió, una sensación muy tortuosa y frustrante, porque siempre parecerá que antes todo quedaba perfecto y ahora no se es capaz de mantener el nivel. Así que llevo arrastrando esa cruz todo un día que, además, ha estado cargado de problemas desde que apagué la computadora y salí a la calle.

Pero no voy a contar nada de eso. Ahora sólo sé que ahí me espera, si encuentro las fuerzas para abrir ese “cap 3” (en mí es completamente desusado trabajar a estas horas de la noche) una reflexión lo suficientemente extensa para que parezca completa y lo suficientemente corta para no complicarme la vida, sobre la figura del esquizofrénico como paradigma del autor contemporáneo. Suena rebuscado… y lo es. Pero a estas alturas del juego no diré nada en contra de la institución “tesis doctoral”, que me ha liberado en los últimos dos años de todo lo que no sea leer y escribir.

No, creo que no estoy para tesis.

Son las nueve y esto ya lo escribo en posición horizontal, encima de la cama. Esta vez no parece que me vayan a ayudar los ejercicios mentales, esos que me han terminado por convencer de dos cosas. La primera es que hay que continuar, siempre continuar. Esto quiere decir que cada día debes avanzar un poco y nunca volver atrás. Todo lo que digas está bien o, mejor dicho, en realidad no importa si está bien o no. El secreto reside en hacer. La segunda, que se relaciona con la primera, es que la palabra “respeto” no existe. No hay ningún Aleph escondido en el sótano de ningún cantamañanas, ninguna liturgia que salvaguardar, nadie en riesgo mortal. Es decir, que todo se resume en ponerse a ello y terminar. Y luego, a otra cosa.

Hasta mañana.

Share

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code