El día después de la huelga: un pie de foto y tres pensamientos mínimos.

huelga23 pensamientos mínimos:

1. Fatigaban las críticas previas a la huelga. Quien no la hizo es responsable de su decisión. Que lo asuma y muestre, por lo menos, la vergüenza de callar. Sus razones, dicen que “desde la izquierda”, sólo suenan a excusas para no mancharse las manos.

2. ¿Acaso quienes no hicieron la huelga pueden reclamar su derecho al trabajo frente a los huelguistas?, ¿acaso no son precisamente los huelguistas quienes el día de la huelga reclaman ese derecho?

3. Los medios de comunicación reivindicaban el derecho de los trabajadores a trabajar sin derechos. No han cesado de emitir imágenes de los riesgos que ese día asumieron quienes acudieron a su puesto de trabajo.

Share

Haz tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code