Revista La Gran Belleza nº 12

Llega el número 12 de la revista La Gran Belleza, cuidada publicación de relatos, activa desde 2017 y que aparece cada tres meses con ciertos rasgos o detalles muy característicos: se publica solo en papel, con agradable formato apaisado; cada número gira en torno a determinada palabra o tema; los relatos aparecen con ilustraciones realizadas especialmente por diversos artistas; y unos y otros reciben una pequeña compensación económica por su obra.

En resumen, una publicación original (se nos olvidaba que cada número trae además una separata con juegos infantiles) y agradable, que se presenta en este número con el concepto escapar como eje común a los relatos seleccionados.

El tema es atractivo y nos permitirá ver qué asuntos o aspectos de la vida suscitan el ansia de escapatoria a los (creemos que la mayoría de autores lo son) jóvenes de hoy.

Revista La Gran Belleza nº 12: Escapar

Escapar de sí mismo, desde luego, de la realidad: ¿Soy yo realmente quien creo ser?, se nos plantea en un caso. O, en otro, compartimoos la experiencia más o menos alucinatoria de volar alto, hacia no se sabe dónde. También el salirse fuera del lenguaje: escapar del discurso racional mediante cualquier medio, a la inconsciencia o al puro sentir. Y tampoco falta la huida del encierro en uno mismo, hacia la participación, la intervención en el entorno.

Y otros temas que circulan por entre los diez relatos que nos presenta este número de la revista La Gran Belleza: El sexo, pero con un sentido de riesgo, de peligro, con cierto vértigo de que su salvajismo pueda llegar a apartar del amor verdadero, de la familia… O asociado con un ámbito ciertamente terrorífico, el de lo no consentido, del que hay que huir más o menos traumáticamente.

También: los recuerdos de la madre, el revivir desquiciado de la infancia, envuelto en cierto tono poético, fantástico, pero suavemente psicopático. En la línea, que parece muy actual, de la perturbación mental poetizada de la que es exponente el volumen de relatos, ya comentado en El Varapalo, Autofobia de Cristina Serrano.

Y en esta línea de cierta poética de lo perturbado, de la mente desquiciada como otra forma de escapar del yo y de lo real…, se nos lleva incluso, en uno de los relatos, al ámbito de la terapia psicológica, transmitiéndonos sensaciones de angustia fuerte, patológica, y de intensa inadaptación.

Vemos un enfoque, un tono, frecuente en los textos seleccionados: la fantasía poética, las situaciones alegóricas, los «¿qué pasaría sí…?» suavemente ingeniosos o simbólicos. Y esa rememoración del trauma, de lo trastornado, con tono de lirismo infantil y cotidiano.

Textos de lenguaje literario sencillo

Y, respecto a la forma —salvo en el relato de Gloria Fortún, que desarrolla una prosa más incisiva— prima el aseo formal, el lenguaje de andar por casa, de sencillez minimalista.

Al cerrar la revista, con su cuidada estética, papel de calidad agradable al tacto y hermosas ilustraciones, nos queda un buen sabor de boca: un paseo fluido, ameno, por universos y situaciones levemente fantásticos o poéticos, por devaneos y angustias mentales, por recuerdos infantiles bordeando lo traumático…, elaborados con cierta inteligencia y sensibilidad en el enfoque.

¿Podría echarse algo en falta esta entrega de la revista La Gran Belleza? Aunque el número está logrado en su estilo, podríamos quizá mencionar: la presencia de temas menos intimistas, de acción más intensa, exterior o rompedora; y acaso con un vuelo literario más creativo, con un mayor riesgo en el manejo del lenguaje…

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code